¡ATENCIÓN futuras NOVIAS! Esta nota es para ustedes

Cuando hablamos de algunos de los momentos más felices de nuestra vida, sin duda el casamiento aparece en la lista de varias.

Aunque parezca cliché, la preparación, la decisión de cada mínimo detalle, las idas y vueltas, y las cinco (¡o más!) pruebas de vestido dejan todas nuestras emociones a flor de piel.

Se podría decir que casi con cualquier comentario se nos cae una lágrima. En muchas juntadas ya sean con amigos o familiares siempre en algún momento sale el famoso tema del casamiento. Y, es que no es un paso más, es un momento para recordar toda la vida.

Ese día, seguramente sea el único en que logres tener a todas las personas que has conocido en un mismo lugar y por un mismo motivo. Por supuesto que un evento así merece un buen vestido. Y un buen vestido no es ni el más caro ni el importado del otro lado del planeta. Hablo de un vestido que te represente, con el que te sientas identificada, que ames, que hable de tu estilo y personalidad.

Dicen los que saben, que sobre gustos no hay nada escrito, así que gustos hay muchos, y todos son válidos.

Aunque no podemos negar que el novio también es el protagonista de la noche, la novia es la que se lleva todas las miradas. Resulta ser que los pasos previos a esa noche son todo un desafío, un ida y vuelta constantes del vestido que imaginé, el que puedo pagar, el que me queda bien.

¿Cuántas veces te pasó de imaginar que un look te quedaría bárbaro y después puesto no era como esperabas? Seguro muchas, igual que a mí e igual que a todas. Y, con el vestido de novia ni te cuento…

Seguro necesites la mirada de tu mamá, tu hermana, tu mejor amiga, tu prima.. o alguien que esté ahí haciéndote el aguante.

Por eso y en mi experiencia personal creo que lo mejor antes de decidir, es probar... cuántos más estilos y distintos, mejor. De esa manera podes descartar lo que realmente no querés.

Acá te dejo una pequeña guía, en caso de que estés soñando, pensando o ejecutando tu casamiento y pueda ayudarte:

Lo primero y fundamental:

  1. Seleccioná tres diseñadoras que te gusten. Siempre es más fácil desempatar con una tercera opción en discordia. (Si se llegará a ese caso)
  2. Que todas ellas tengan colección “Ready to Wear”, cuestión de que puedas probarte al menos cinco vestidos en cada lugar. Y obviamente que todas tengan la opción de diseñar de cero el vestido.
  3. ¡Importantísimo! Qué estés cómoda con la diseñadora y con lo que vos queres del vestido.

Como sabrás vestidos hay muchos, de distintas formas, largos, y para todos los gustos. Con cola y sin cola, al bies, con mangas y sin, con cinturón, faldas de muselina, bordadas a mano, con perlas o apliques 3D.

Y por último y no menos importante, el maquillaje y el peinado que son parte esencial del total look y que acompañan para lograr la mejor armonía posible.

En esta nota María Magnin, diseñadora desde hace 17 años nos adelanta de qué forma ayuda a las novias cuando entran por primera vez a su atelier en San Isidro. María es una apasionada de su trabajo, y está en busca constante de nuevas ideas y tendencias para sus novias.

Nos cuenta que si bien disfruta mucho de diseñar y volcar su parte creativa en cada vestido, hoy en día trabajan mucho con la línea “Ready to Wear” porque “se acomoda muy bien a los tiempos modernos donde la mujer busca algo mucho más práctico. Al tener los vestidos ya armados, los ajustes son más sencillos y requieren menos tiempo. "La novia viene, elije su vestido, lo ajustamos y listo”.

También aprovechamos para pedirle algunas sugerencias que probablemente te sean de ayuda:

¿Qué consejos le darías a una novia?

M.M: Que disfrute cada etapa previa al casamiento. El proceso del vestido es un momento único e inolvidable. ¡El tiempo pasa volando! Es también muy importante que la novia elija un look con el que se sienta cómoda y sea ella misma.

¿De qué forma ayudas a una novia cuando te visita por primera vez?

M.M: Cuando una novia llega a nuestro atelier, la asesoramos para encontrar su mejor look para ese gran día. Todas somos distintas, cada una tiene su colorimetría, su forma de cuerpo, su estilo, por lo que la idea es poder resaltar los fuertes de cada una.

¿Sos fiel a tu estilo o respetas el gusto y estilo de cada novia?

M.M: Yo creo que las dos cosas van de la mano. Respeto el gusto y estilo de cada novia pero no puedo dejar de ponerle mi sello a cada diseño. Lo que más le gusta de su profesión es "acompañar a las mujeres en un momento tan importante en sus vidas”. Y esa es la idea de esta nota también. Es un momento muy importante y merece toda la atención... ¡es TU gran día!

Vestido por María Magnin

Vestido por María Magnin

Vestido por María Magnin