Las TENDENCIAS más fuertes de la temporada Otoño Invierno 2019

Se viene un otoño en clave sepia.

El beige encabeza la gama de colores principales, que son de saturación débil e infinitas tonalidades parecidas.

¡Consejos & tendencias todas las semanas! Suscribite a nuestro newsletter haciendo click acá.

Pero, si bien la paleta de color que engama la temporada es marrón, no hay nada de básico ni nada de simple en las tendencias que la constituyen.

Este es el otoño de las texturas. Preparate para el corderoy, para la pana y la lana.

Preparate para las estampas escocesas en tonos empolvados, engamadas entre sí y combinadas inesperadamente entre ellas.

Y si bien el termómetro no baja de los 30 grados, soy ansiosa y mi cabeza ya vuela entre tapados gruesos y pantalones sastreros haciendo juego.

Para las anticipadas como yo, para las que ya miran vidrieras con adelantos y scrollean la pantalla de Instagram en busca de las tendencias otoño invierno 2019, les dejo un resumen de las que veremos los próximos meses.

LOS COLORES

TONOS TIERRA

Lo obvio son los tonos tierra, encabezados por el beige y seguidos por todos los adyacentes en el círculo cromático.

La parte buena es lo fácil que es vestirse con esta idea.

Todas las prendas que comprendan algún tipo de “marrón” combinarán juntas a la perfección en un outfit monocromático y ultra tendenciero.

Así, un saco escocés beige con pantalones camel de corderoy, remera blanca y botas de cuero marrones crean un outfit simple, canchero y súper fácil para armar en casa.

NARANJA & CORAL

¿Te aburre el sepia? El naranja fuerte y el coral dan destellos de vida, resaltando como unos de los colores IT saturados que acompañan la gama amarronada.

¡Animate y elegilos porque se vienen con toda!

MOSTAZA & VERDE

Otras opciones trendy: el mostaza (amamos) y el verde (también).

Son colores que supieron estar en el podio del street style y, por suerte, no se fueron a ningún lado si no que solo bajaron el escalón.

¡Una excelente opción para combinar entre sí!

ROSA & CELESTE

Hey: las clásicas también tienen su lugar. Porque el rosa y el celeste no dejan de vibrar como una alternativa ultra femenina para llevar de pies a cabeza.

LAS ESTAMPAS

ESCOCÉS

Estuvo tantas veces de moda que podríamos decir que no se trata de una tendencia, si no de un básico que revive cada pocos años.

El escocés, tartán o estampa de cuadros (cualquiera sea su denominación) es LA estampa de la temporada otoño invierno 2019.

La vemos en todos los colores que son tendencia, en todas las combinaciones y tipos de cuadros.

El escocés se combina entre sí en outfits muy cargados, llenos de textura.

Se anima incluso a cruzarse con otras estampas como las flores o los lunares, pero en menor medida.

Esta temporada preferimos dejar los cuadros entre cuadros.

ANIMAL PRINT

Este verano anticipó la fiebre del animal print.

Con el leopardo como máxima estampa IT, las puertas de la moda le abrieron paso al snake y al croco. Estos patrones salvajes se llevan con mucho estilo.

Elegimos el “croco” en accesorios de cuero o “simil” cuero, como cinturones, botas y carteras.

El “snake”, por contrario, invade todo tipo de prendas, desde sacos y pantalones sastreros hasta botas y accesorios. Es sin duda una de las novedades del 2019.

BATIK O TIE DYE

Y sí, aunque no lo crean, aunque pareciera imposible desde todos los puntos de vista, el batik volvió a la escena de la moda.

Más precisamente, el que volvió es el “kanoko shibori” o tie dye, una técnica de teñido japonesa y milenaria que normalmente asociamos con los años 70 y el movimiento hippie.

Si sos de las que aman esta técnica, te recomiendo elegir 1 solo ítem y destacarlo al máximo como el protagonista estrella de tu look.

VERSACE

Por último, tímido pero presente estará el estampado típico de Versace, con sus cadenas, animales salvajes y mucho dorado.

Un estampado bien barroco que hace algunas apariciones en prendas ya ultra fashionistas como faldas midi y camisas homenajeando (¿o no?) al célebre diseñador.

LOS ESTILOS

MASCULINO

En cuanto a estilos predominantes, seguimos a full con el tomboy look.

Nuestros vestidores se llenan de prendas con cortes masculinos que no marcan la figura y son cómodos por demás.

Si te sentís muy “cuadrada” marcá tu figura con un cinturón finito por fuera del saco.

Los conjuntos sastreros son un imperativo en este sentido.

Sacos oversized con hombreras ochentosas y pantalones rectos con pinzas se llevan mejor si es con una estampa a cuadros.

DEPORTIVO

El athleisure o sporty chic tampoco nos abandona.

Lo vimos hasta en la sopa, pero este estilo que traslada el gimnasio a la calle nos seguirá acompañando.

Combiná tus calzas cortas con una camisa blanca oversized y unos suecos en punta para conseguir un outfit cómodo y canchero.

Apostá aún más por los buzos canguro que se vienen como una apuesta fuerte del frio.

¡Imaginá lo trendy que quedan debajo de un tapado largo escocés!

Y si todavía no tenés esas zapatillas guerreras que te sacan de apuro, corré por unas bien deportivas (ideales para días largos).

LOS NOVENTA

El ninties look también vuelve. Esta vez se centra en outfits urbanos, cuasi oficinescos, al estilo secretaria de los 90 (con onda, obvio).

Las faldas midi cruzadas con polera al cuerpo y los cardigan de tejido finito con botones son un MUST en términos del look de trabajo ideal.

¿Te animás a llevar unas botas altas por debajo de la pollera?

#6 ITEMS MUST HAVE

EL CONJUNTO SASTRERO

El traje de dos piezas dejó de ser “achupinado” y ahora se lleva grande, recto, cuasi “dad style”.

Las más fashionistas lo elegirán en la paleta empolvada del beige, quizás con cuadros escoceses, y las más femeninas en colores suaves como el celeste.

Sea cual sea tu elección, el traje recto y oversized es la que va.

Y si la estampa no es lo tuyo, optá por una textura interesante. Pueden ser saco y pantalón de corderoy o de pana.

Una opción jugada para imaginar hoy, con 40 grados, pero que sin dudas se llevará miradas durante el otoño invierno 2019.

LA POLERA

¡La amamos! La polera es tan necesaria como un buen par de mom jeans o un sweater de tejido grueso.

La vas a usar con tus pantalones sastreros, con las faldas midi, con las mini, debajo de los vestidos y como base para las mil capas de abrigo que vas a necesitar en julio.

Si todavía no tenés una, optá por el negro. Si ya invertiste el invierno pasado, una bordeaux o beige también son grandes opciones.

LA FALDA MIDI

Y para no dejar la feminidad fuera de la cuestión, las faldas toman uno de los roles principales.

El largo más tendenciero es “midi” o ¾, pero la mini de tiro alto con medias largas opacas también va.

Las más cancheras son rectas y de cuero, un HIT.

¿Cómo combinarlas? Con tu polera de cuello alto o tu camisa blanca básica y unas botas rígidas de snake o croco print.

EL SLIP DRESS

Sumemos el conocido “slip dress” o vestido tipo camisón.

Este género femenino, suave, elegante, contrasta a la perfección con las texturas densas del corderoy, el escocés y las lanas pesadas del invierno.

Nuestro outfit predilecto vendría a ser más o menos así: polera + vestido de satén + sweater + botas.

LAS BOTAS COWBOY

Nos lo anticipó la primavera verano 2018, pero en su momento nos fue algo imposible llevarlo a la práctica.

Las botas texanas son uno de los ítems estrella que reinarán el 2019.

Tienen todo lo que se espera de un buen par de botas: comodidad, cancheritud, versatilidad, estilo propio.

No las discrimines ante ningún outfit porque te aseguro: siempre serán una opción correcta.

LOS ACCESORIOS

La nostalgia tocó la puerta del 2019 y apareció con vinchas acolchonadas, hebillitas y perlas por doquier.

Es que los accesorios que usábamos cuando éramos chicas, hoy, son para las grandes.

Imaginá una vincha negra de terciopelo con aros de perlas, ¿no te remite directamente a la infancia?

¡A revolver esos roperos! Estoy segura de que mucha de estas tendencias están dormidas hace años (incluso décadas) esperando volver a salir.

En su momento (hace años) descartamos los sacos con hombreras, las faldas rectas y largas e incluso las botas texanas.

Ya es momento de revivir estas inversiones y sacarlas a la luz. ¿Qué esperás?