¡Arriba las SOLTERAS! Así aprovechamos San Valentín

Una guía para quienes no fueron tocadas por cupido (todavía)

Si al país norteamericano le faltaba inventar algo para generar más ventas, nació hace años el 14 de Febrero.

¡Consejos & tendencias todas las semanas! Suscribite a nuestro newsletter haciendo click acá.

Esta fecha nos trae vidrieras en colorado, publicidades llenas de corazones y promociones en redes sociales que nos recuerdan que a veces la vida es más fácil de a dos.

Pero, no todo es color de rosa.

Entonces te das cuenta de que este día marketinero fue inventado para enamorados, amantes o simples conocidos que por una noche van a jugar a ser la pareja perfecta.

Y ahí estás vos, volviendo a tu casa después de un día largo de trabajo, leyendo la intensidad del grupo de Whatsapp de tus amigas.

La mitad está contando los planes que tiene con el novio, y más de una asegura que las llevará al altar (a pesar de que faltan décadas para eso).

Las otras comentan sus nervios de las primeras salidas con sus nuevos salientes.

Si bien decís que esta fecha es “puro invento”, sabés que no tenés planes para la tan esperada noche.

Aún peor: te hace pensar en que tenés que enfrentar la soledad con la almohada y en que te encontrás a un abismo de estar en pareja.

La Liga española de Educación y Cultura Popular organiza el día ‘’Odio San Valentín’’.

A no ser que quieras ser parte de ese grupo que desperdicia los minutos de su vida envidiando a los que ‘’comen perdices y son felices’’, te dejo unos consejos para demostrarte que vos también podés ser feliz en esta fecha.

#1 QUERETE (MUCHO)

Mi directora de primaria decía: “Primero respeto a uno mismo, segundo respeto a los demás’’.

Es imposible que alguien se sienta atraído hacia vos, si vos misma no te gustás. ¿No?

Y no basta con aparentar estar bien, sino sentirnos internamente lindas de espíritu y alma.

Mirate al espejo fijo, y date cuenta de todo lo que sos capaz. Arreglate, cuidate, vestite como te gusta, ¡estate cómoda con vos misma! Gustate y querete.

No necesitamos a un hombre para producirnos, ni para que nos diga lo geniales que somos.

Y si acabás de terminar con alguien, ¡no es momento de fotos viejas ni de quedarse en casa llorando! Proponete un plan para vos, autoregalate, date aquel gusto del que siempre te privaste.

#2 ORGANIZÁ

Siempre está bueno un poco de risa femenina. Pero ojo, ¡basta del típico té o comida semanal en casas!

Es momento de conocer nuevos mundos, culturas, lugares.

Si querés cambiar, hay que decirle chau a los rituales y animarse a lo desconocido. Hola! a todo lo ajeno a nuestra zona de confort.

Vayan a tomar algo algún lugar lejos de casa, y por qué no, hagan un plan atípico.

Quizás el amor de tu vida no está en las cuadras que siempre frecuentás.

#3 DALE UNA CHANCE

Dale una oportunidad a aquél candidato que está dando vueltas en tu radar.

No podés saber qué querés, si no miraste todo el menú 😉

#4 EJERCITÁ

Es importante despejar la mente de todo el estrés o de cualquier situación de ansiedad.

Salí a correr, practicá algún deporte o, por qué no, salí a caminar con alguna amiga.

La distracción del rato y la calma satisfactoria que te da el cansancio del ejercicio es también un remedio del alma.

#5 HACÉ ALGO LINDO POR ALGUIEN

¿Quién dijo que el día de los enamorados se refiere solo al amor de pareja? Hay muchas maneras de amar y de querer.

Podemos dar amor a un familiar, a un amiga/o o incluso alguien que lo necesite. Eso seguro te llenará de energías.

Y tranquila: todo llega en esta vida !! Pronto, el día en el que te sientas autorealizada para exponerte a otros, te encontrarás compartiendo el 14 de febrero y toda una vida con aquella persona que ni tus sueños fueron capaces de soñar.

Sin dudas, los príncipes azules existen.

Quizás no como los de Disney, pero seguro hay uno perfecto para cada una de nosotras.