PANTALONES ANCHOS: los modelos que nos conquistan.

De la mano de la lenta desaparición del jean skinny, llega una tendencia en pantalones que no sólo veremos en denim, sino en todo tipo de pantalón.

En los últimos años, la demanda por parte del consumidor que impone tendencia, comenzó a cambiar.

Hoy en día, las tendencias las imponemos todos nosotros, ya no son las marcas las que nos dicen que ponernos.

Desde hace ya alrededor de 5 años, aquellas trendsetters empezaron a sacar de su guardarropas viejo, de tiendas vintage y de la vestimenta masculina, una nueva silueta que re-definiría a la mujer de esta década.

Los pantalones apretados y al cuerpo ya no son tendencia. Aunque no sea la intención primordial, la realidad es que es una suerte para muchas. Porque la realidad es que los chupines no favorecen a casi ningún tipo de cuerpo.

La pregunta es, en concreto, ¿cuáles son esos pantalones que están imponiendo una nueva silueta femenina? Son muchos y acá les comparto sus nombres, e ideas de cómo combinarlos:

CULOTTES

Aunque muchas los deben conocer bajo la definición “pantacourts”, su verdadero nombre es PANTALONES CULOTTES.

Existen de muchas formas y composiciones. Los más comunes son los de crepe o algodón negro, y a media pierna. Como detalle en la cintura, hay miles también. Algunos cierran con elástico a modo jogging (ideales para un look cómodo de fin de semana).

Otros cierran a modo “paperbag”, es decir, con un lazo que ajusta en la cintura y deja que sobresalga la parte superior de la cintura de forma fruncida por sobre el mismo cinturón.

Las mejores opciones para usarlos son dos extremas: una oversize combinada con camisa XXL, slippers y tapado boyfriend; y una segunda que compense la voluminosidad de este modelo de pantalón al combinarlo con un crop top, unas zapatillas y una campera de cuero a la cintura.

CARGO PANTS

Los pantalones cargo nos remiten al principio de los 2000. Es ese modelo que se destaca por su cantidad de bolsillos laterales en las piernas.

El más popular y elegido por muchas este año es ese ancho, de gabardina beige o negra, que cierra en la cintura con un cinturón utilitario (esos de tela con hebilla de chapa).

Animate a usarlo para noche con unas botas en punta, un body asimétrico, blazer oversize y minibag en mano.

BERMUDAS

La opción de pantalones anchos para verano son los shorts bermudas. En esta categoría también tenemos mil opciones.

Las más populares son: los bermudas anchos de denim, los bermudas pinzados y los bermudas deportivos (esos que les podés robar a tu novio de su ropa para ir al gym). Debido a la composición, cada uno se puede usar en distintos momentos del día y eventos.

Pero, les doy unos tips en relación a la silueta: el bermuda que elijas combinalo con una remera crop o una camiseta de lycra al cuerpo (VUELVEN CON TODA!). En los pies, mi opción favorita son las botas a media pierna.

Para hacerlo más formal agregale un blazer o un trench. Y, si querés mantenerlo deportivo basta con elegir una campera liviana e impermeable.

PANTALONES DE SASTRE

También conocidos como pantalones de vestir. Estos son los típicos de traje para ir a trabajar formal. Pero, te invito a que les des un poco más de uso.

Elegilo en un color básico (gris, azul o negro), y animate a usarlo con una remera básica de algodón (estampada o no). Sumale zapatillas clásicas en los pies, campera de cuero y cartera vintage (de esas que van justo por debajo de la axila).

Dos extras que requieren de valentía y re-versionarse: Los pantalones de cuero rectos son el nuevo must. Ya nos vamos olvidando de las calzas o chupines de cuero, para abrirle paso a este otro modelo un poco más jugado.

Si te animás a un look de cuero total te recomiendo que lo combines con una remera básica de color, un blazer o tapado de cuero del mismo tono que el pantalón, y unas zapatillas poco llamativas.

BABUCHAS

Por último, vuelven las babuchas! De a poco, con calma, van haciendo su aparición. ¿No te acordás cuáles son?… Son esos pantalones que terminan con un elástico en el tobillo y hacen efecto “babucha”.

Si todavía no te animás a usarlos, una manera de incorporar esta silueta sin tener que comprar nuevas prendas es la siguiente: agarrá un pantalón recto o ancho y metelo dentro de unas botas de boca ancha en invierno.

Y para verano… también hay solución. Ponete cualquier pantalón recto y largo que tengas y superponé en el tobillo las tiras de las sandalias que más te gusten.

Un tip: está bueno que las sandalias sean de color así contrastan con el pantalón, o viceversa.