MODA RECICLADA: el encanto del mundo vintage.

A lo mejor sea el efecto Stranger Things, y como en la tercer temporada los personajes han crecido y evolucionado en sus formas de vestir, destacando el impacto cultural de los centros comerciales que se convirtieron en un punto social para la vida adolescente durante el año 1980.

Colores estridentes, chombas cerradas al cuello, tiradores, denim por todos lados, tiro alto, y medias altas.

Una propuesta cool, y que confirma la teoría del “todo vuelve”.

Si es así, entonces alabado sea el mundo vintage, que nos propone un go-back a prendas recicladas, para adaptarse a la moda de hoy, en un movimiento, incluso, más sustentable.

Desde Madrid me reporto, en donde tuve la suerte de caminar las calles de Malasaña, barrio súper trendy y hipster de Madrid Centro, en donde el arte y la moda conviven en las calles.

Así también, es el sitio de referencia para los locales vintage.

Abundan por todos lados las propuestas de moda reciclada, o prendas que salen del armario de la abuela, de la prima o de una “nave” (como le llaman a los proveedores de ropa vintage), para volver al local y finalmente a quienes más lo consumen: los jóvenes.

Para conocer un poco mas de este universo, tuve el placer de entrevistar a mi gran amiga Laura, que es dueña y curadora de todo lo que se puede encontrar en Lupe’s Vintage.

¿Qué es Lupe’s y cómo nace la idea?

Lupe's es un store de ropa vintage, que creé hace ya un año y cuyo nombre viene con historia: mi abuela, Guadalupe o también apodada Lupe, que tenía una tienda aquí en Madrid en los años 80 y vendía pendientes.

Desde muy pequeña convivo con los accesorios y la moda, y luego de pasar por varios puestos de trabajo en relación de dependencia, decidí abrirme a la aventura de tener mi propia marca. Que mejor que llamarla en honor a mi querida abuela Lupe.

¿Cómo decidiste que fuera de ropa vintage?

Desde súper pequeña, viajaba con mi madre y mi padre, y siempre que podía entraba en locales vintage, o de segunda mano. Siempre consumimos ese estilo, éramos los primeros en acercarnos a tiendas de segunda mano, rastros, ferias.

Y sino la comprábamos, la reciclábamos. Tan solo al abrir mi placar, encontraras, a primera vista, muchas prendas de mi abuela o mi madre.

Sin dudas es tendencia en España, en Madrid esta lleno de propuestas vintage, ¿no?

Si, aquí en Madrid hay muchas propuestas.

Aunque no son los españoles los que mas nos eligen. La mayoría de nuestros clientes son turistas -de Estados Unidos, Australia, de otros países de Europa, también de Latinoamérica- que les fascina la ropa vintage e incluso les parece muy cool, y realmente lo valoran.

¿Cómo accedes a las mejores prendas?

Trabajo con un total de 4 proveedores, que exhiben la ropa en “Naves” (sitio donde se expone, selecciona y se compran las prendas) y en donde me dedico a hacer selección de las prendas que llevare a Lupe's.

A veces entro a las 9 de mañana y salgo a las 9 de la noche, lleva mucho tiempo realmente elegir las mejores prendas.

¿Cómo te diferencias del resto?

Sin dudas nos diferenciamos por los pendientes: marcas como Zara y Mango ya incluyen ejemplares muy del estilo de la época, pero qué mejor que llevarlos auténticos. Y si no puedes rescatar un par de ellos del joyero de tu madre, nuestra tienda hará tu deseo realidad.

Además, nuestro proceso de curación de la ropa, la selección de tanto prendas básicas como también originales de marcas como Fendi, Dior, Chanel, Gucci, Balmain, entre otras, es sin dudas algo que atrae a los compradores.

¿Cómo te conectas con la Argentina?

Tengo muchas clientas de allí, que vienen de viaje y pasan por el local. Una de ellas, la China Suarez, quien incluso ha comprado mucho aquí, se ve que le gusta mucho lo vintage.

¿Hay un mensaje de sustentabilidad detrás de lo vintage?

Para mi, detrás de la ropa de segunda mano hay un reciclaje increíble. Todos los procesos que se ahorran con la reutilización de las prendas, como generación de plásticos, ahorro de agua, energía, etc.

Incluso las prendas son de mejor calidad, porque los patrones de antes no tienen nada que ver con los de hoy en día, y además se vende la sensación de exclusividad, de única prenda.

Y yo me pregunto a mí misma, ¿por qué lo vintage?

Sin dudas, para sacar las compras del ciclo minorista, para inspirar interpretaciones de estilo personal de estas piezas antiguas y para alentar la búsqueda de la versión única de lo que estoy usando.

Esa es mi inspiración detrás del mundo vintage.

Espero con esta nota haber alentado la visita al placar de mamá o de la abuela, y sino, por que no, podés venirte para Madrid y pasarte por la tienda ubicada en Malasaña.

Su sección de ropa es igualmente irresistible; camisas con estampado, 'mom jeans', accesorios italianos, y mucho más... todo un paraíso vintage.

Chó desde Madrid.