Rompemos con la tradición del vitel tonéTengo una confesión que hacer: no me representa ni un poco el menú…