Despertá tu CREATIVIDAD (todos los días) con estos -3- pasos que te van a cambiar la vida.

Si sos humana, sos creativa.

Aunque tu profesor de música te haya echado del coro.

¡Consejos & tendencias todas las semanas! Suscribite a nuestro newsletter haciendo click acá

Aunque dibujes hombres palito.

Aunque no se te ocurra una sola historia.


Si sos humana, sos creativa porque la creatividad no es un talento, sino una forma de pensar.


Y la gran noticia es que podés entrenarla.

Durante mucho tiempo, se igualó la creatividad con las disciplinas artísticas… Pero la creatividad no es patrimonio exclusivo de las artes.

La creatividad es combinar elementos que no se habían combinado—y en cualquier ámbito.

Es más… ¡Es imposible no ser creativa!

Se manifiesta en cada cosa que hacés: cómo hablás (combinar palabras), cómo te vestís (combinar prendas), hasta en cómo solucionás un problema (combinar acciones).

La creatividad es un músculo. Si no la ejercitás, sigue ahí… pero dormida.

Por suerte, ejercitarla no significa que tengas que renunciar, mudarte de país o dejar todo.

¡No! Con solo 15 minutos al día alcanza.

En nuestra rutina apretada, donde siempre estamos en el medio de algo, la creatividad no tiene espacio para asomarse.

¿Y por qué debería?

¡Está ofendida! Le gusta que la tomen en serio y como no le damos tiempo, se ofende.

¿Qué pasa si te quedás a solas con tu creatividad?

¿Qué aparece si te hacés el tiempo y espacio?

No es cuestión de cambiar tu rutina. Es cuestión de aprovecharla mejor.

Te propongo tres acciones para reconectar con esa creatividad, sin cambiar de vida

#1 MOVETE

¿Viste cuando estás en el auto y se te ocurre la idea, esa que va a cambiar el mundo?

Bueno. Eso es porque las ideas fluyen con más facilidad cuando estás en movimiento.

Ahora que sabés esto, aprovechá las veces que te movés (a pie, en transporte público, en auto, etc.) y hacelo también a propósito. Cuando quieras encontrarte con nuevas ideas, buscalas así.

Eso sí, sin celular.

#2 ACTIVÁ EL MODO AVIÓN

Las ideas necesitan tiempo para gestars y cada distracción, por más pequeña que sea, interrumpe ese ciclo.

Cada luz, sonido o vibración es una distracción que el cerebro tarda 10-15 minutos en recuperar.

Una mejor estrategia entonces es prevenirlas.

El modo avión es una excelente manera de crear silencio a la hora de generar ideas.

¿Cuántas veces por día estás sin pantalla?

Creá espacios en tu rutina donde el celular no esté permitido. Date el lujo de desconectarte—para conectarte. Dale la oportunidad a esas ideas a nacer.

Offline is the new luxury” dicen por ahí—y con mucha razón.

#3 TOMÁ NOTA

Una vez que estés en estos espacios, registrá las ideas que se te ocurran. Y si no se te ocurre nada, tranquila.

En lugar de mirar hacia adentro, mirá hacia afuera: escuchá, mirá, sentí.

Prestar atención es otra forma de ser permeable a ideas.

¿Qué pasa a tu alrededor?

¿Qué te llama la atención?

Hace poco fui a un café a escribir.

No se me ocurría nada, pero en vez de frustrarme, me resigné a no tener ideas y miré a mi alrededor.

Entró un señor con anteojos y camisa metida adentro del pantalón. Se pidió un café, se sentó y, con la lentitud de la tarde, empezó a cabecear hasta que se durmió; su cabeza estaba apoyada sobre los brazos.

Sobre la mesa, vi una pila de papeles y un libro naranja: “Cómo publicar tu primera novela”.

Tal vez lo que te llame la atención sea una frase, un olor o una situación como la del hombre dormido.

Observalas, pero también animate a ir más allá: preguntate por qué, dejá que la imaginación vuele.

¿Quién era ese señor? ¿Por qué estaba tan cansado? ¿Esos papeles eran su manuscrito?

Eso fue suficiente para ponerme a escribir.

Tomá nota de estas observaciones, así no las olvidás.

Con el tiempo, tendrás una percepción afinada y muchas libretas con apuntes valiosos.

Porque al final es eso:

La creatividad no es cuestión de inventar, sino de tener recursos.

Una vez que generes espacios, te desconectes y tomes nota, ¡tendrás muchísimos recursos que combinar a la hora inventar algo!.