Los (4) Colores de CORRECTOR más comunes y cómo usarlos

Distinguí los que le convienen a tu piel


Como ya sabemos, el concealer o los correctores de color se convirtieron en nuestros mejores aliados a la hora de cubrir las ojeras y disminuir imperfecciones como granitos, manchas o cicatrices.

Para neutralizar y disimular cada tipo de imperfección en nuestra piel, existe un color diferente.

¡Consejos & tendencias todas las semanas! Suscribite a nuestro newsletter haciendo click acá.

Seguro ya sabés también que un granito enrojecido no se tapa con la base de maquillaje, sino que incluso a veces podemos conseguir el efecto contrario y destacarlo más.

Por eso cuando la base no llega a cubrir todo lo que necesitás, tenés que optar por los “tapa ojeras” de color. Te dejo una guía súper simple para que puedas implementarlo en tu casa.

 

COLORES

¿Para qué sirve cada uno?

BEIGE. Es el corrector más usado y sirve, básicamente, más como iluminador que como corrector. Por ello, jamás debe ser usado para tapar, por ejemplo, ojeras oscuras o granitos.

VERDE. El corrector verde es ideal para disimular rojeces y granitos. Este tono cancela el rojo, así que solamente aplicalo en esas zonas complicadas. Puede ser por ejemplo en las aletas de la nariz o la comisura de la boca.

DURAZNO. Este es el tono ideal para cubrir las ojeras y el que más se parece a los tonos naturales de maquillaje. Lo que cancela este tono son los colores oscuros de toda la piel.

AMARILLO. Si las ojeras que necesitás corregir son moradas, ¡no apliques iluminador! Aplicá un corrector amarillo. También sirve para unificar zonas que no estén muy pigmentadas como rojeces ligeras.

 

TEXTURAS

¿Cuál le conviene a mi piel?

LÍQUIDO. Es ideal para pieles secas. Funciona casi como una crema, pero al ser disolvente, es más fácil de aplicar.

BARRA. Cubre muy bien pero no es recomendada para pieles maduras ya que es muy fuerte y llega a tapar mucho los poros.

CREMA. Las cremas son ideales para cubrir las ojeras gracias a su cobertura densa.

POLVO. El corrector en polvo es ideal para pieles grasas. Si lo que querés cubrir son granitos un poco “grandes” te recomiendo que optes por un corrector en barra ya que el de polvo es muy ligero.

MOUSSE. Este corrector tiene textura ligera y funciona casi como la de polvo, pero con una cobertura un poco más amplia.

 

DILEMA

¿Antes o después de la base?

Lo ideal es que lo uses después de aplicarte la base porque quizás con ella no sea necesario agregar tanto corrector y se difuminen algunas imperfecciones logrando un look más natural.

En el caso de que tengas ”muchas imperfecciones” que corregir, te recomiendo entonces primero el uso de los correctores y luego de la base para neutralizarlos.

 

#LOOKEATIPS

(1) Para aplicar tu corrector, podés utilizar tus dedos o una esponja. Da pequeños golpecitos sobre tu rostro en la parte que deseás cubrir.

(2) Si querés que te dure, lo ideal sería que lo selles con un polvo fijador translúcido, así evitas que tu piel lo absorba o que se formen pliegues.

(3) ¿Querés camuflar un tatuaje? Te recomiendo la línea ”Dermacolor” de Kryolan.

Comentarios

Loading...