Cómo (combinar COLORES IMPENSADOS) este verano 2020

Con el calor asomando, los días más largos y los aires de primavera se asoma un deseo intenso de veranos más frescos y renovados. Somos fiel amantes de los neutros (sobre todo en Argentina).

En esta ola de neutros, este año el “total white” supo imponerse como nunca en invierno, algo inesperado para un color con tintes a pureza y liviandad asociadas al verano.

Pero llega la temporada de melones y sandías, de peonías y flores silvestres y con ellas el color, con tonos llamativos.

Las posibilidades de combinaciones son infinitas, pasando por tonos pasteles a tonos vibrantes sin escalas.

Si sabemos elegir con astucia y siguiendo ciertas reglas cromáticas podemos crear looks con impacto.

¿Reglas cromáticas?

La famosa “teoría del color” es la gran aliada a la hora de pensar cómo combinar colores, no solo en la ropa sino en decoración, en arte, y más.

Pero no voy a aburrirlas en esta nota con pura teoría, ¡y voy a ir directo a la práctica!.

Nada mejor que observar la calle, lo que la gente y la sociedad nos está transmitiendo para incentivarlos a combinar esos colores impensados.

CELESTE Y TANGERINE

Un color lavado y un color shocking.

Amigos en el círculo cromático por ser complementarios, lo que nos sugiere es que hay un alto contraste entre ellos.

Un color bien cálido y un sutil azul cielo que nos transmiten sin frenos los recuerdos de playas y atardeceres.

EN ANALOGÍA

“Los hermanos sean unidos esa es la ley primera”. También aplicable a los colores.

Si elegimos un color en el círculo y a los colores que tiene al lado tendremos una combinación simple y exitosa que nunca falla.

Un gran ejemplo son el rosa y el rojo, o el fucsia y el violeta. La clave radica en llevarlo a distintas saturaciones, algunas intensas y otras apasteladas.

PEPPER STERN Y AMARILLO

Una dupla que solemos ver en otoño con mostaza, pero que se apoderará del verano con un amarillo pleno. Un color súper llevable para todo el año como es el verde militar y un color plenamente veraniego, que veremos mucho este verano como el mango mojito.

Algunos complementos que pueden ir muy bien con esta variante pueden ser, por ejemplo, un bolso de mimbre, o de cuentas.

Una variante que funciona muy bien a los ojos es añadir el amarillo, por ejemplo, a través de unas 'thong sandals' que se llevaban en los años 90 y que ahora están de vuelta.

EN DEGRADÉ

Junto con el batik serán las formas màs atrevidas y lúdicas de llevar color este verano. Lo veremos en remeras, vestidos largos y boho, y trajes sastres. Obviamente no faltarán las bikinis.

Cómo este es el año del multicolor, mezclando estampas ilustradas, arabescas con variedades infinitas de color, podés animarte a usar esta tendencia con algún color determinado o hasta romper con algún hologram o neón, pero sin dudas impactará y realzará muchísimo acompañado de los fieles neutros.

DUPLA NEÓN

Cuando pensamos que el neón venía solo de visita a nuestro placard, nos equivocamos. El neón vino para quedarse unas temporadas más y potenciado.

Nada de una prenda que destaque, las más osadas nos demuestran que también podemos llevarlos juntos.

MENTA Y TOFFEE

Nuevamente un color otoñal con un color bien fresco y primaveral.

Los verdes en todas sus gamas junto a los marrones en cualquier versión siempre serán aliados a la hora de combinar, ya que pertenecen a la misma familia otoñal. Queda en nosotras jugar con sus diversas variantes.

EN ESTAMPAS FLORIDOS O ARABESCAS

Una pieza que será -el item- del verano son los vestidos largos floreados. Allí veremos una danza de colores de lo más estival, mezclando los verdes tropicales con cálidos, destacados en figuras de flores silvestres o cítricos.

El matchy matchy se deja de lado por un tiempo para saludar al mix and match de estampas, que propone jugar con el patchwork y el uso múltiple de color.

¿Ya tenés tu looks de color para este verano?

Recordá que nada de esto es nuevo y seguramente en tu placard, alguna casa vintage o placard amigo esta esa prenda que buscas para hacer estas combinaciones explosivas.

Nunca olvides las 3R en la moda : REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR.

Animate a hacer ese tye-die que tanto se va a usar vos misma con alguna remera vieja que tengas, robate ese mono o vestido largo de tu mamá y ajustalo a tu cuerpo con un twist, utilizá esas prendas de tendencia del verano pasado, porque aún seguirán vigentes.

Tags: #Featured