¿Qué forma de AROS XL favorece tu rostro? Descubrilo con estos TIPS

A todas nos favorece algo distinto


Los aros XL vuelven a ser una de las propuestas IT del año. Como todo accesorio, son una forma práctica, canchera y económica de levantar un look. Son divertidos y dinámicos, por eso está bueno animarnos a jugar con ellos, con sus distintas formas, colores y texturas. Son ideales ya que por lo general no significan tanto gasto y cambiándolos transformamos el outfit en un toque.

¡Consejos & tendencias todas las semanas! Suscribite a nuestro newsletter haciendo click acá

Elegir bien los aros es importante por la cercanía que tienen al rostro, nuestro marco. Además, le dan luz y protagonismo a la cara que es nuestra carta de presentación. Les dejo algunos TIPS que las van a favorecer según la forma que tengan.

Pero primero, va un mini resumen de los tipos de rostros para ponernos en tema:

DIAMANTE. Los rostros en forma de diamante poseen la frente y el maxilar angosto y tienen sobresalidos los pómulos. Esta cara es estrecha en la altura de los ojos y del maxilar y tanto la frente como la pera son pequeñas.

ÓVALO. Los rostros de forma ovalada son proporcionados tanto a lo largo como a lo ancho, son armónicos.

TRIÁNGULO. El rostro con forma triangular posee la frente más angosta y el mentón recto. La parte superior suele ser un poco más chica que la parte inferior.

CUADRADO. El rostro con forma cuadrada suele tener la frente ancha y los pómulos alineados con la mandíbula. Son rostros de líneas duras donde reinan la forma de la frente y el maxilar.

TRIÁNGULO INVERTIDO. El rostro con forma de triángulo invertido se caracteriza por tener la frente y los pómulos anchos y el mentón pequeño.

CÍRCULO. El rostro con forma redonda tiende a ser más ancho que largo, posee cachetes sobresalidos y rasgos suaves.

Lo más importante a tener cuenta es que la forma del aro haga una contrafigura con el tipo de rostro. Por ejemplo, para los rostros con formas redondeadas son recomendables los aros que tengan líneas rectas y de formas alargadas. Con ellos vamos a lograr que el rostro se estilice y dé la impresión de ser más ovalado.

Por otro lado, los aros con formas curvas (las argollas, los redondos) son ideales para los rostros cuadrados, rectangulares, triángulo invertido, triángulo, diamante y corazón.

En cuanto a los aros alargados, lo ideal es que queden a la altura de la mitad del cuello; atentas las que tienen el cuello corto, les convendrá elegir otra forma. Estos aros favorecerán a las que tienen el rostro cuadrado, redondo, diamante, corazón y triángulo.

Los aros con forma de rombo son buenísimos para usar como relleno del maxilar ya que dan la sensación de mucho volumen. Les convendrán a las que tienen el rostro con forma de trángulo invertido, redondo y rectangular.

La forma del aro tiene que dar armonía a la forma del rostro; siempre hay que acordarse de que todo es por contraste. Donde hay vacío, rellenar. Donde hay curva, elegir líneas rectas y viceversa.

¡Ahora sí! A enmarcar esos rostros con los aros más originales que encuentren !!!


Armá tu look para una salida romántica con 5 TIPS básicos. Descubrilos haciendo click acá.

Más sobre moda, tendencias y tips haciendo click acá.


Comentarios

Loading...