Carrot CAKE: La torta de las mil versiones | Vic Achaval

Esta es la receta que más me gusta de las que probé


¡Cómo me gusta el carrot cake! Me parece única y sofisticada. Recetas hay miles: con ananá, con nueces, con pasas y la hasta la he probado con chips de chocolate blanco. Hoy la preparé sin frosting porque seguimos en verano y hay que ayudar un poquito al bikini, pero la combinación de esta torta con su crema es inmejorable.

¡Consejos & tendencias todas las semanas! Suscribite a nuestro newsletter haciendo click acá

No es una receta complicada, ¡espero que te guste!

INGREDIENTES

2 huevos

1 taza de azúcar mascabo

3 cdas. de leche

1/2 limón

150 gr. de aceite de canola/vegetal

1 cda. de extracto de vainilla

160 gr. de harina leudante

Bicarbonato de sodio

1/2 taza de nueces

1/2 taza de pasas de uva

3 zanahorias

Jengibre en polvo

Canela en polvo

Sal

 

PASO A PASO

1- Precalentá el horno a 170 grados.

2- Batí 2 huevos con 1 taza de azúcar mascabo (podés usar la blanca pero queda mejor con esta) por 4 minutos a velocidad media.

3- En un bol, poné 3 cucharadas de leche con el jugo de medio limón (dejar reposar por 10 minutos).

4-Agregá 150 gr de aceite de Canola (o vegetal) + 1 cucharadita de extracto de vainilla. Mezclá.

5- Agregá esta ultima preparación a los huevos y batí por 1 minuto.

6- En otro bol mezclá 160 gr de harina leudante + ½ cucharita de canela en polvo + ½ cucharita de bicarbonato de sodio + ½ cucharadita de sal + 1/4 cucharadita de jengibre en polvo.

7- Sumá a la harina ½ taza de nueces + ½ de pasas de uva.

8- Rallá 3 zanahorias medianas sin piel. Agregalas a la preparación inicial.

9- Con ayuda de una espátula, mezclá ambas preparaciones hasta que estén bien integradas

10- Volcá todo en un molde enmantecado y llevalo al horno por 50 minutos o hasta que introduzcas un palillo y salga seco.

PARA EL FROSTING

1- Batí 300gr de queso crema (a temperatura ambiente) + 100gr de manteca (a temperatura ambiente) + 200gr de azúcar impalpable

PRESENTACIÓN

A mi me gusta partir la torta a la mitad y rellenarla con la mitad del frosting y con la otra mitad hacer una capa en la parte superior de la torta. La mejor parte: espolvorear nueces picadas. Guardala en la heladera hasta que la comas. ¡Esta es una de esas tortas que con el frio y los días se pone cada vez más rica!


¿Buscás un postre más liviano? Te dejamos este helado casero de frutos rojos para implementar en verano. La receta, haciendo click acá.

Más recetas y consejos haciendo click acá.


[mc4wp_4_form id=”7640″]

Comentarios

Loading...