Cómo equilibrar la proporción de tu cuerpo | Ludmi Lemer

Las proporciones verticales, al igual que las horizontales que desarrollé en la nota anterior, tienen infinitas características. Para ser prácticas, las dividimos en tres grupos; torso corto y piernas largas, torso largo y piernas cortas y por último torso y piernas proporcionadas. Para tenerlo en cuenta, el torso se mide desde la cabeza hasta la pelvis y las piernas desde la pelvis hasta el pie.

Proporción Equilibrada

En los cuerpos proporcionados la clave está en mantener el equilibrio visual. Suena fácil… pero ¿cómo hacemos? Mantenemos los cortes del cuerpo sin generar nuevos cortes visuales.

Lo podemos generar con:

1. Bloques de color

2. Cambio de texturas

3. Mezclar oversize con algo ajustado

4. Con cinturones

Los cortes ideales serían a la altura del comienzo de las piernas y en los tobillos.

Torso Corto + Piernas Largas

En los cuerpos con torso corto y piernas largas, nosotras mismas debemos generar ese equilibrio visual que no está dado naturalmente.

 Para evitar que la desproporción aumente, mantengamos lejos de nuestros placares: las chaquetas cortitas, los pantalones tiro alto, los cinturones anchos en la cintura, las texturas y tejidos gruesos en el torso.

Pero un SI gigante a:

1. Abrigos/kimonos/blazers que terminan en la cadera

2. Shorts/polleras cortas tiro bajo

3. Camisas largas

4. Pantalones capri o bermudas

5. Polleras a la pantorrilla 

6. Líneas verticales en el torso

Torso Largo + Piernas Cortas

En los cuerpos de torso largo y piernas cortas se produce el efecto contrario que en el caso anterior.

Para lograr la proporción visual evitemos: las polleras con mucho volumen, los cinturones anchos en la cadera, los pantalones oxford y palazzos, los pantalones cortos, las bermudas, los escotes muy profundos, las camperas largas.

Y el SÍ, lo tenemos en:

1. Abrigos que terminan en la primera cadera

2. Pantalones rectos

3. Túnicas

 4. Minis

 

#LOOKEATIP: lo mejor es generar una monocromía en el bloque inferior. Por ejemplo, con el pantalón y los zapatos del mismo color y así evitamos el corte visual del tobillo.

Sin asustarse, que es más fácil de lo que parece, la clave está en equilibrar los cortes visuales. Si tenemos las piernas más largas que el torso; la línea de corte la bajamos lo más posible y, cuando pasa lo inverso, la subimos. En cuanto a la proporción correcta, ¡la mantenemos!


¿Querés saber qué tipo de cuerpo sos y qué prendas te favorecen? Ludmi Lemer es asesora de imagen y nos cuenta todo sus TIPS haciendo click acá.

Más consejos sobre MODA y tendencias haciendo click acá.


Suscribite a nuestro Newsletter!

Share!
Loading...