#LOOKEATIPS: Cómo usar la misma camisa de 10 formas distintas

Clásica, atemporal y acertada. Así es la camisa blanca; aquella prenda que pertenece al ropero de la mujer desde su creación. Las primeras datan del siglo XVI en la cultura egipcia. En ese entonces, tenían un uso puramente práctico: proteger el cuerpo de las telas rígidas con las que se hacía la ropa. Es decir, había un solo modelo, sin botones, y se usaba como “ropa interior”.

Cinco siglos después, la camisa se convirtió en un MUST de nuestro vestidor. Es versátil, cómoda y elegante; nuestro caballito de batalla en la diaria. Las mujeres con más impronta la eligen en sus looks constantemente. Nos encanta porque un sólo modelo puede usarse en incontables ocasiones y de infinitas maneras. En #LOOKEA te acercamos las mil formas que más nos gustan.

¿Lo mejor? Podes conseguir todas online y en shoppings usando tu tarjeta AMEX. Domingos y lunes tenés 12 cuotas sin interés y te reintegran dos! Si todavía no tenés la tuya, solicitala acá.

 

1.Atada con un nudo a la cintura. Es una forma súper femenina ya que marca lo más fino del cuerpo. Te recomendamos llevarla con jeans de tiro alto a lo Jennifer Grey en Dirty Dancing.

 

SH_LOOKEA_camisasjo10

 

2. Cerrada hasta el cuello con un moño o pañuelo de seda. Si es de color o estampado, mejor. El detalle simula una corbata y marca un look masculino así que lo mejor es equilibrarlo con prendas bien femeninas.

 

SH_LOOKEA_camisasjo2

 

3. Adentro de la cintura: abrochada hasta el cuello y dentro del pantalón o pollera. Un look sobrio que recomendamos usar con prendas tiro alto y accesorios más arriesgados.

 

SH_LOOKEA_camisasjo3

 

4. Hombros descubiertos: desabrochala hasta la mitad y mové el cuello hacia atrás descubriendo los hombros. Trendy y fácil de lograr. Otra forma es abrocharla hasta el pecho sin meter los brazos en las mangas; éstas van atadas en un nudo al frente.

 

SH_LOOKEA_camisasjo14

 

5. Al revés: la espalda al frente y los botones hacia atrás. Hay dos maneras de cerrarla: abrochando únicamente los dos primeros botones o anundándola en la parte baja, a la altura de la cintura.

 

SH_LOOKEA_camisasjo7

 

6. Como pollera: abrochá todos los botones que puedas en torno a la cintura. El cuello de la camisa debe quedar detrás. Estirá las mangas para adelante y atalas en un nudo o moño. Voilá! Desabrochá los dos del final para un look más sexy.

 

SH_LOOKEA_camisasjo12

 

7. The one shoulder: abrochá la camisa hasta arriba del pecho sin meter los brazos. Cruzá la manga derecha por encima del pecho hacia el otro brazo. Pasá la otra manga por atrás del brazo izquierdo y unila con la otra en un nudo por delante. 

 

SH_LOOKEA_camisasjo8

SH_LOOKEA_camisasjo9

 

8. Como complemento: vivimos en una época donde el layering es el arte del vestir y la camisa es uno de los complementos esenciales para lograrlo. Usala debajo de vestidos, monos y hasta crop tops para un look moderno y descontracturado.

 

SH_LOOKEA_camisasjo6

 

9. Statement bow: arriesgada y femenina, una opción para atraer miradas. Abotoná la camisa hasta arriba del pecho sin meter los brazos. Cruzá las mangas al frente con un moño por debajo del pecho. Desabrochá los primeros dos botones para recrear un escote en forma de corazón.

 

SH_LOOKEA_camisasjo16

SH_LOOKEA_camisasjo17

 

10. Atada hacia atrás. La misma forma que el punto 1 pero con el nudo en la espalda.

 

SH_LOOKEA_camisasjo18

 

Ya te mostramos diez formas de usar una misma camisa. La elección práctica depende del estilo de cada una y de la ocasión que estemos por enfrentar. Si hay algo de lo que estamos seguras es de lo siguiente: la camisa blanca no falla y nunca pasa de moda.

Si todavía no tenes la tuya, conseguila con tu tarjeta AMEX en los locales adheridos

¡Tenés 12 cuotas sin interés y te reintegran 2!

Solicitá tu tarjeta acá.

Créditos: Harper’s Bazaar & Pinterest

 

Comentarios

Loading...